martes, 6 de junio de 2017

Vuelta al monoplato

Muy a mi pesar, me veo en la necesidad... más bien, casi en la obligación, de retornar la trasmisión de mi Mércury a un único plato, desistiendo así de una trasmisión de doble plato ( 32t /42t ) que tan buen resultado me dio en mi anterior B-Pro ZS8, pero que ha sido nefasto en mi actual MSC Mercury, hasta tal punto que hace unos días terminé partiendo la cadena debido al excesivo cruce al que le obligaba el plato grande.

Dentro de lo malo, el que se partiera la cadena fue un mal menor, ya que podría haber provocado una grave avería al cambio integrado, y estamos hablando de unos cuantos cientos de €uros de disgusto.

Por ello, y muy a mi pesar, he claudicado y he retornado a la trasmisión monoplato, pero como me resisto a montar una paellero como único plato, ( el diseño del Bafang obliga a montar un plato acampanado no inferior a un 42T ), voy a seguir llevando algo de cruce de cadena con el nuevo plato, pero no tan excesivo, por lo que la trasmisión, en su conjunto, no sufrirá.

Para ello he montado un plato Racer Face de 36T con dientes antidescarrilamiento, así como un protector de plato de la misma marca que he montado en el lugar que antes ocupaba el plato grande.



Puesto que me ha quedado más que demostrado que las cadenas convencionales no son lo más indicado para trabajar con el gran par motor que entrega el Bafang ( 80 Nm ), he adquirido una cadena especialmente indicada para ebikes, la Sram EX1.


Todo no a de ser malo, sí, es cierto que me tengo que deshacer de mi querido doble plato, pero... mirándolo por el lado bueno, voy a eliminar también algunos componentes que, espero, reduzcan el mantenimiento, al volverse innecesarios, tales como el mando y el desviador de platos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario